Ábalos deja de ser secretario del PSOE  España

Ábalos deja de ser secretario del PSOE España

José Luis Ábalos, junto a Carmen Calvo, en la última comisión federal del PSOE.Chema Moya / EFE

José Luis Ábalos, uno de los pesos pesados ​​de Pedro Sánchez sobre el gobierno y la capital en el juicio principal en el que fue reelegido el secretario general del PSOE en 2017, tras su renuncia al Comité Federal el 1 de octubre de 2016, no solo se va la Cartera de Transporte en la remodelación del Poder Ejecutivo. El tan lejos Número tres Los socialistas también abandonaron la Secretaría de la organización del PSOE, según han confirmado a EL PAÍS fuentes del partido, tarea que venía desempeñando desde aquel congreso federal de junio de 2017. Este sábado tenía previsto presentar un acto de adhesión a la campaña en la sede del partido.

Así, Ábalos perdió las responsabilidades que tenía tres meses antes del 40º Congreso Federal del PSOE, que se celebrará en Valencia. La número dos de la organización es Santos Serdán, secretario de Coordinación Territorial y presidente de la Fundación Pablo Iglesias. Serdán estuvo muy por encima del principal juicio a la presidencia de la Junta de Andalucía, en el que Juan Espadas derrotó a Susana Díaz. También lideró las negociaciones en las que el PSOE restauró esta semana el Ayuntamiento de Granada, aprovechando la ruptura entre PP y Ciudadanos. De hecho, él es quien ha estado más pendiente del día a día de la fiesta durante el último año, mientras que Ábalos se ha centrado en el ministerio. Fuentes de su círculo confirman que fue Ábalos quien quiso dejar el gobierno y que también decidió dar un paso atrás en la formación.

La salida de Ábalos de la dirección federal del PSOE no aparece de ninguna manera entre las previsiones que se procesaron bajo el socialismo. Su continuidad se dio por sentada en la reorganización de la dirección federal prevista para el 40º Congreso. Su nombre era uno de los nombres fijos indiscutibles, como el de la vicesecretaria general del PSOE y portavoz del PSOE, Adriana Lastra o el propio Serdán. Lo que se acepta con certeza es que prácticamente todos los órganos ejecutivos del PSOE no continuarán. Para empezar, porque Sánchez reducirá el número de componentes: ahora son cincuenta. La idea del Primer Ministro es renovarlo con perfiles jóvenes (uno de los ejemplos más llamativos es el de los tres alcaldes de unos 40 que ingresan al Consejo de Ministros) con un objetivo: cerrar las heridas que dejó el 2017. fractura, devolviendo el talento de la mitad del partido que había estado en la esquina hasta ese momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *